Locos por la radio

Inicio / Notas / Historias / Locos por la radio

Por Rael

Sir Perceval de Gales (Parsifal), caballero del Rey Arturo, es el elegido que, por su pureza, podrá recuperar la Lanza Sagrada y el Santo Grial. En la ópera de Richard Wagner, la inquietante Kundry le revela al héroe el origen árabe de su nombre: “parsi” significa casto y “fal”, loco.

Otros 4 locos fueron los héroes del 27 de agosto de 1920, que hicieron la primera transmisión radial de la historia. Precisamente transmitieron la puesta de Parsifal en el Teatro Coliseo, desde el techo del mismo. Hacía tiempo que andaban por las terrazas haciendo pruebas. Por eso se los conoce como “Los Locos de la Azotea” a Enrique Telémaco Susini, Miguel Mujica, César Guerrico y Luis Romero Carranza.

La locura consistió en subirse con un precario transmisor, conectado a un micrófono para hipoacúsicos (colocado en el paraíso del teatro) y a una antena que irradió, para los pocos dueños de un receptor en el Buenos Aires de aquellos años, la última ópera escrita por Wagner.

Otros intentos experimentales habían precedido a este. Pero, en 1934, en el Congreso Mundial de Radio, celebrado en Buenos Aires, se consideró que esta había sido la primera transmisión  programada y abierta para todo aquel que tuviera cómo captarla.

Desde ese congreso, la fecha de aquella locura fue establecida como el Día Mundial de la Radio. En 2013 la Asamblea General de la ONU finalmente proclamó al 13 de febrero para dicha conmemoración, por ser el día en que se fundó la radio de la organización en 1946. Pero ya en 1970, se había establecido en en el país que el 27 de agosto fuera el Día de la Radiodifusión Argentina. El día de los locos.

¡VIVÍ #TUEXPERIENCIA!

También te puede interesar…

Tu comentario…