Las temibles hormigas argentinas

Inicio / Notas / Historias / Las temibles hormigas argentinas

Por Rael

Cuando un científico la mira por el microscopio, ella muestra su D.N.I.: Linepithema Humile. Pero se la conoce como Hormiga Argentina. Y con apenas 3 milímetros de largo, se trata de un verdadero dolor de cabeza a escala mundial.

hormigas-argentinas-054-054online

Acá, en su país de origen (se desarrollan en las costas del Río Paraná), son brutalmente competitivas y agresivas entre hormigueros de la misma especie. Pero llegan a otro país y no hay hormiga tan férreamente solidaria como la Hormiga Argentina. Eso sí: sólo con las de su especie. Se instala en una región y extingue por completo a las otras hormigas oriudas del lugar. Nunca pierden el vínculo y la colaboración con otras colonias “argentinas”. Son un caso único en la historia biológica del mundo. Al punto de que en pruebas de laboratorio se juntaron Hormigas Argentinas capturadas en diversos países y por poco no se saludan e inician un diálogo tratándose de “che” e intercambiando anécdotas: en seguida se reconocen. Y, para colmo, en cada hormiguero hay varias reinas que no paran de dar a luz nuevas hormiguitas, haciendo que su número, y por ende su capacidad destructiva, crezca a toda velocidad.

Desde ya que destruyan a otras hormigas no tiene nada de gracioso: están dejando algún que otro problema ecológico a su paso. Porque además, como si eso fuera poco y siguiendo una tradición bien argentina, son ganaderas: crían pulgones que dañan los cultivos del lugar.

Son plaga en Europa, África, Japón, Australia, Nueva Zelanda y casi toda América a donde fueron llegando con las exportaciones agrícolas.

Con sobrado mérito se ganaron el derecho de figurar en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza e integra la Global Invasive Species Database.

En materia de “argentinos por el mundo” hay de todo: papas, reinas, deportistas destacados, científicos y algún que otro chanta haciendo de las suyas. Es claro que estos bichitos no son precisamente los mejores embajadores que tenemos.

Foto de April Nobile de  www.AntWeb.org

¡VIVÍ #TUEXPERIENCIA!

También te puede interesar…

Tu comentario…