Un tango navegando por el Tigre.

Inicio / Nuestros Viajes / Un tango navegando por el Tigre.

Por Martín Abigador y Dalia Cohen

Realizarse en lo que a uno más le gusta no es poca cosa. Esa es la esencia de Bandoneón a bordo.

Nos despertamos con ganas de descubrir de que se trataba esa propuesta que sonaba tan distinta y particular. 

Luego de preparar gorro, protector solar y repelente de mosquitos  para pasar un hermoso día de primavera en el Delta de Tigre con Mora, nuestra bebé de 10 meses, arrancamos hacia el encuentro en la posta Los Andes.

Allí nos esperaban con un mate Ariel y Luis, los timoneles de Flor de Ceibo esta embarcación que fue construida en el astillero emblemático de la zona unos 80 años atrás, ahí empezamos a entender que esto era también un viaje en el tiempo.

Entre charlas recorrimos el río Tigre, luego el Luján, para desembocar en el Sarmiento, observábamos todo a nuestro alrededor, el paisaje único de las islas del delta te deslumbra, desde barcos abandonados, casas especiales como la de Sarmiento que está como dentro de una caja de cristal para que el paso del tiempo no la deteriore, lugares que fueron escenario de películas y, sobre todo, la gente viviendo el lugar, recorriendo sus recreos y playas, sus aguas con todo tipo de embarcaciones dando vueltas.

Con Ariel Hernández al timón, aprendimos de los códigos del río: los que saben que deben bajar la velocidad cuando están pasando cerca de una embarcación menor, los que saludan desde los muelles y hasta la camarería con un hombre que viene remando en busca de sal para el asado que se iba a preparar.

Finalmente anclamos en un rincón hermoso en el arroyo Anguila, donde Luis (el tano) comenzó a hacer el fuego mientras el bandoneón de Ariel empezó a sonar, entre la propia acústica del barco y de la naturaleza misma, el sonido era perfecto. Pudimos sentir la vibración del instrumento muy cerca nuestro, ver los dedos tocando cada nota y sentir el fuelle abrirse  es  algo único e irrepetible.

(Ayudita para los que no saben, el bandoneón esta hecho en madera antigua, es un instrumento alemán muy complejo, del siglo 19 y actualmente está en peligro de extinción ya que no se fabrican más y muy poca gente sabe tocarlo).

Nos deleitamos con tangos y fusiones propias del artista,  logramos transportarnos más aun, en un viaje íntimo entre el río, el vino, el queso,  el paisaje selvático y la música.

Además de excelente músico, Ariel hace la mejor tortilla de papas que hayamos probado. El asado de Luis estaba listo y pudimos degustar las increíbles carnes criollas sentados en este barco que tantas historias tiene para contar. Bajás el ritmo de la ciudad entrando en sintonía con el lugar.

Después de un cafecito algunos tomamos un chapuzón en el río que el calor del día ameritaba.

bandoneon a bordo delta tigre buenos aires navegar barco 054 054online argentina-8Siempre con buena onda, muy comprometidos con lo que ofrecen, Ariel y Luis, amigos desde mucho tiempo atrás, logran transmitirte la pasión que ellos tienen por viajar, navegar y disfrutar de los placeres de la vida, el río ,el bosque, el tango y un buen asado argentino.

Video
Mapa

¡VIVÍ #TUEXPERIENCIA!

También te puede interesar…

Tu comentario…